365 days. 365 films.
Film 70: Klass (2007)
Nota: 6/10.
Klass es muy gélida, no en vano viene de páramos heladores, de Estonia. Además, bucea sin escafandra en el acoso escolar extremo, aunque no por ello las palizas, vejaciones e insultos que vemos se alejan de muchas situaciones que hayamos presenciado en directo o por la televisión. Y es precisamente lo realista lo que te gusta al comienzo y lo que terminas echando en falta en un final que parece írsele de las manos al director.
En Klass, nos bañamos en la poco apetecible existencia de Joosep, un chico tímido y diferente al rebaño al que TODA la clase odia. Su filosofía es la de aguantar sin defenderse ni vengarse, hasta que llega Kaspar, un chico-amigo que hará que su situación cambie.
Es una película que difícilmente te dejará marcado, pero puede situarse casi al mismo nivel que otras películas bastante buenas de violencia escolar como La ola o “Elephant” (ésta última entre comillas pues la tengo pendiente). Además, el sello nórdico se nota, y yo como amante del cine de esos lares, lo he disfrutado. En definitiva, una interesante aproximación al acoso escolar de la mano de un estoniano al que seguiré la pista.

365 days. 365 films.

Film 70: Klass (2007)

Nota: 6/10.

Klass es muy gélida, no en vano viene de páramos heladores, de Estonia. Además, bucea sin escafandra en el acoso escolar extremo, aunque no por ello las palizas, vejaciones e insultos que vemos se alejan de muchas situaciones que hayamos presenciado en directo o por la televisión. Y es precisamente lo realista lo que te gusta al comienzo y lo que terminas echando en falta en un final que parece írsele de las manos al director.

En Klass, nos bañamos en la poco apetecible existencia de Joosep, un chico tímido y diferente al rebaño al que TODA la clase odia. Su filosofía es la de aguantar sin defenderse ni vengarse, hasta que llega Kaspar, un chico-amigo que hará que su situación cambie.

Es una película que difícilmente te dejará marcado, pero puede situarse casi al mismo nivel que otras películas bastante buenas de violencia escolar como La ola o “Elephant” (ésta última entre comillas pues la tengo pendiente). Además, el sello nórdico se nota, y yo como amante del cine de esos lares, lo he disfrutado. En definitiva, una interesante aproximación al acoso escolar de la mano de un estoniano al que seguiré la pista.