365 days. 365 films.
Film 351: Heathers (1989)
Nota: 6/10.
Heathers no es la típica comedia de instituto americana. Su humor negro basado en reírse de los problemas alimenticios, del suicidio de adolescentes o de la identidad de género aderezado con un condimento psicótico fuerte la hacen original, una especie de película-madre de ‘Brick' con pelos cardados y menos seriedad.
Christian Slater y Wynona Ryder (cuando eran jóvenes y bellos) son los protagonistas: dos estudiantes que deciden llevar acabo acciones extremas que incluyen matar a algunos de los adolescentes más populares (algunos amig@s de Wynona) transformando sus muertes en suicidios de cara a la sociedad (=instituto). El punto fuerte son los diálogos, de un surrealismo absurdo y cinismo de alto nivel. El 95% de los habitantes de ese instituto anda escaso de cerebro, ética y corazón, pero no sólo eso, los padres, policías y profesores también poseen un grado extremo de idiotez. De hecho todos hablan arrastrando las palabras parsimoniosamente como si estuvieran fumadísimos, ya estén echando espuma por la boca o jugando al crocket.
Si le pongo sólo un 6 es porque no es mi género, reconozco la originalidad de un guión plagado de acciones sangrientas e impredecibles y frases memorables, pero no es para mí. Es decir, comprendo absolutamente vuestra fascinación por ella (de hecho la he visto por la insistencia de Tumblr) aunque no la comparta. Eso sí, generar el caos como lo consiguen ellos me hubiera gustado mucho en mi instituto. Había demasiado hijo de puta allí dentro.

365 days. 365 films.

Film 351: Heathers (1989)

Nota: 6/10.

Heathers no es la típica comedia de instituto americana. Su humor negro basado en reírse de los problemas alimenticios, del suicidio de adolescentes o de la identidad de género aderezado con un condimento psicótico fuerte la hacen original, una especie de película-madre de ‘Brick' con pelos cardados y menos seriedad.

Christian Slater y Wynona Ryder (cuando eran jóvenes y bellos) son los protagonistas: dos estudiantes que deciden llevar acabo acciones extremas que incluyen matar a algunos de los adolescentes más populares (algunos amig@s de Wynona) transformando sus muertes en suicidios de cara a la sociedad (=instituto). El punto fuerte son los diálogos, de un surrealismo absurdo y cinismo de alto nivel. El 95% de los habitantes de ese instituto anda escaso de cerebro, ética y corazón, pero no sólo eso, los padres, policías y profesores también poseen un grado extremo de idiotez. De hecho todos hablan arrastrando las palabras parsimoniosamente como si estuvieran fumadísimos, ya estén echando espuma por la boca o jugando al crocket.

Si le pongo sólo un 6 es porque no es mi género, reconozco la originalidad de un guión plagado de acciones sangrientas e impredecibles y frases memorables, pero no es para mí. Es decir, comprendo absolutamente vuestra fascinación por ella (de hecho la he visto por la insistencia de Tumblr) aunque no la comparta. Eso sí, generar el caos como lo consiguen ellos me hubiera gustado mucho en mi instituto. Había demasiado hijo de puta allí dentro.